viernes, octubre 20, 2006

Nacida para gobernar

Hatshepsut fue hija, mujer y madrastra de faraones varones que han sabido pasar a la historia con cierto protagonismo; pero ninguno de ellos pudo ensombrecer el indiscutible liderazgo que ésta ejerció siendo mujer y faraón.

En el año 1490 a. C., la ciudad de Tebas fue testigo del advenimiento de una niña que, aunque no entraba dentro de la línea de sucesión, había nacido para gobernar. Sus aptitudes y habilidades destacaron siendo muy joven, y no tubo que realizar muchos esfuerzos para hacer saber al mundo que estaba capacitada para conducir a su pueblo hacia una de las etapas más prósperas y tranquilas que Egipto jamás había vivido.
Por si fuera poco, después de morir, la imagen de Hatshepsut fue víctima del olvido al que sus detractores quisieron condenarla. Sus estatuas, grabados y pinturas fueron objeto de un cobarde intento por hacer desaparecer a la mujer que había osado entrar en el mundo de los hombres para gobernar por ellos.

Este es un blog dedicado a todas aquellas mujeres que, como Hatshepsut y tantas otras, han tenido la valentía de llamar a la puerta del poder para decirle al hombre que se encontraba detrás de ella que, si se hacía a un lado, podría dejarla pasar para poder compartir juntos la experiencia y el derecho de ejercer el poder desde la igualdad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Gracias a este blog por aportar una perspectiva de género!

Wild Boy dijo...

Hatshepsut !!! Una reina tan enigmática e injustamente denostada...

Anónimo dijo...

Estaría bien que en el blog se mencionara también a otras reinas faraonas, anteriores y posteriores a Hatshepsut:

-Reina Nitocris, 2 años faraón, de la VI Dinastía.

-Reina Tawosret (Tausert), 2 años faraón, de la XIX Dinastía.

-Las reinas Arsinoe II y Cleopatra VII, de la época Ptolemaica.