martes, marzo 06, 2007

De Primera Dama a Presidenta


"La Primera Dama es la esposa del presidente o el primer mandatario de determinados países e incluso una región, o en su defecto, alguien que cumple ese rol en ceremonias oficiales. En caso de que el mandatario sea mujer, su marido, en ocasiones, es conocido como Primer Caballero".


Son nuevos tiempos para las primeras damas. Ya no se conforman con salir bien en la foto, ahora huelen a poder.


El caso más popular es, sin duda, el de la esposa del expresidente de los EE.UU. Bill Clinton. Hillary ya fue en su momento toda una revolución para la política norteamericana. Una mujer que superó el paso protocolario de distancia con su marido para adquirir mayor protagonismo introduciendo nuevos debates entorno a la sanidad pública, entre otras muchas cuestiones.


Mientras que la mayoría de primeras damas han optado por hacer espacial énfasis en la educación, el cuidado de la salud y los derechos humanos; Hillary Clinton entró de lleno en la vida política neoyorquina al dejar de ser su marido Presidente. Y eso sólo fue el principio, porque ahora se encuentra en plena carrera para ser en 2008 la primera Presidenta de los EE.UU. Todo un reto para ella, aunque cabe decir que también lo es para su marido volver a la Casa Blanca, pero esta vez como Primer Caballero.





Otra primera dama suena como futurible candidata a la Presidencia Argentina. Cristina Fernández también se encuentra en todas las quinielas para suceder a su marido, Néstor Kirchner. Aunque las malas lenguas comentan que sólo se trata de una estratagema para no desgastar la figura del actual Presidente o, incluso, utilizar a Fernández para que Kirchner puede presentarse al siguiente mandato.




Sea como fuere, ambas son mujeres que destacan por su inteligencia y capacidad; son personajes que se encuentran avalados por una gran trayectoria pública, incluso mucho antes de ser “mujeres de...”.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

no dudo de la capacidad de estas mujeres, pero también hay que reconocer q sobre todo están ahí x la posición social y política que han adquirido gracias a sus maridos. Pocos ejemplos tenemos de mujeres que hayan ascendido en el mundo político sin tenen ningún tipo de aval.

Anónimo dijo...

Pues es lo más normal, pq las muejres la mayoría de veces no están en esos círculos de poder si no es pq van acompañando a sus maridos

Anónimo dijo...

No creo que los argentinos vean el tener una mujer presidenta como la solución a todos sus males. Robará, como todos.

Esa cantinela de las primeras damas se preocupan más de los asuntos sociales que sus maridos es la típica mamarrachada feminista de toda la vida: lo que son es utilizadas descaradamente por sus maridos para aportar una dosis de buenismo ilustrado muy jugosa en términos electorales.

Saray dijo...

La solución tampoco creo que sea que continúen mandando siempre los hombres, no crees?. En cualquier caso debería haber un equilibrio y naturalitzar la mujer en el poder, cosa que ahora no pasa!!.